El lema de la Hermandad, dado su carácter eucarístico y penitencial, es el siguiente: "HOC EST CORPUS MEUM, QUOD, PRO VOBIS DATUR",

"ESTE ES MI CUERPO, QUE SE ENTREGA POR VOSOTROS" (San Lucas XXII, 19)